lunes, 2 de diciembre de 2013

Marcado

Aún me agita a veces
la desesperación
y me amarga el desencanto,
aún protesto contra mi fortuna
con llana impaciencia
como si todavía estuviera
en mi triste infancia
cuando todos mis sueños
se los llevaba el viento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario