sábado, 7 de diciembre de 2013

Cimas del Paraíso. XXX

¿De quién es la culpa 
de que te ame más que al alma mía? 
La culpa es tuya, caminito de estrellas, 
tuya, jardín de todas las flores, 
tuya, ángel de hermosura viva; 
mi pecho es mezquino y frío, 
mi frente, huraña, 
se aparta del tumulto, 
apenas aguanto el sonido 
de unos pasos cercanos, 
la palabra de los hombres 
solo trae soledad 
a mi corazón desencantado; 
pero tu aliento sencillo 
ha entrado como un ladrón 
en mis entrañas sedientas 
y se ha llevado consigo 
la raíz más honda de mi ser. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario