miércoles, 13 de noviembre de 2013

Si los deseos no durmieran

Si los deseos no durmieran en el tiempo, 
la fuerza de mis suspiros 
te traería de vuelta a mi ventana. 
Si la premura de mi corazón 
turbara el fundamento de las cosas, 
mi ansia de luz 
me ofrendaría, sin más tardanza, 
la miel gozosa de tu presencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario