jueves, 7 de noviembre de 2013

Quiero ser bueno

¿No he querido ser bueno toda mi vida? 
¿No he obedecido a mis padres, 
no me he portado bien en la clase, 
no he hecho siempre 
lo que me ordenaban los policías? 
¿No he votado 
a los partidos más democráticos, 
no he cedido el paso a los más débiles, 
no he huido con firmeza siempre 
de robar o estropear la propiedad ajena? 
¿No he entregado mi cuerpo al trabajo 
cada día, embadurnándome el alma de barro? 
Yo he hecho todo lo posible para ser bueno 
y mi corazón no entiende por qué 
todavía no soy bueno. 
¿Qué horrible abominación es el hombre 
para cargar con un peso tan grande? 
¿Nunca hará lo suficiente 
para que se le deje tranquilo?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario