domingo, 10 de noviembre de 2013

¿Quién soy yo?

A Lluvia

Tus labios, Lluvia, 
se rizan con la gracia 
de las flores más hermosas. 
¡Qué gozo siente mi corazón 
contemplando tu rostro! 
Te habita el semblante 
la delicadeza y dulzura 
que engalana a las mariposas. 
Eres alegría para mi alma, 
mi pasión es mirarte 
y, mirándote, veo 
un jardín repleto de rosas, 
una aurora de primavera, 
un claro de luna en la madrugada. 
Tu belleza ha traspasado 
el pecho de este poeta, 
quisiera que tus fascinantes ojos 
fueran fieles lectores 
de mis versos de amistad 
pero no sé si mi ambición 
es fatua y desproporcionada. 
¿Quién soy yo para que Lluvia 
me dé el nombre de amigo? 
¿No hay poetas más notorios, 
más autorizados y sabios 
para cantar tu hermosura? 
¿No son más dignos que yo, 
más doctos y capaces 
el centenar que encabeza 
las ventas de poemarios? 
¿No escriben mucho mejor 
aquellos que los jurados premian 
en esos tristes certámenes 
donde nunca he vencido? 
¿Quién soy yo, Lluvia, 
para que me des el nombre de amigo? 
Un labriego de Orihuela, 
un poeta de pueblo, 
un escritor que no vende 
ninguno de sus oscuros libros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario