viernes, 15 de noviembre de 2013

Que mi llama no muera

A las almas que amo

No quiero que mi llama muera 
dentro de mí, 
quiero vivir 
en tu sencillo pecho, 
dame las dulces estrellas 
de tu mirada; 
las horas son desesperantes 
sin la caricia de un corazón 
que sepa que existo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario