lunes, 4 de noviembre de 2013

Por tu mirada



A Lluvia

Una rosa entornada 
son tus labios hermosos 
y tus ojos remedan 
la majestad del sol; 
tu cabello es torrente 
de miel y de oro, 
tus mejillas blancas, praderas 
que la nieve cubre; 
tu entero rostro es un eco 
de la inocencia 
pero, en tu mirada tierna, 
brilla toda la dulzura 
de la luz de los ángeles, 
esa mirada refleja 
el calor de mi alma; 
quiero mostrarte mi aprecio 
en un océano de versos, 
tu franca apariencia de niña 
ha burlado mi indiferencia; 
seré tu mejor poeta, 
seguro que los siglos hablan 
de ti y de mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario