miércoles, 6 de noviembre de 2013

¿Por qué dejan los hombres de ser niños?

A Lluvia

¿Por qué dejan, mi bella amiga, 
los hombres de ser niños? 
¿Por qué su corazón se endurece, 
se vuelve mezquino y trivial, 
se entrega al sórdido interés 
y ya solo vive para herirse 
y matar la esperanza en los otros? 
¿Por qué los hombres maduran 
volviendo su mirada al invierno, 
alambrando su aliento, 
helando su voz, 
inclinándose a la tierra? 
¿Por qué la infancia se rompe, 
se resquebraja, se abate, 
humillada y despreciada, 
como una culpa terrible 
que abruma y trae oscuridad? 
¿Por qué dejan, querida amiga, 
los hombres de ser niños, 
por qué muere la primavera, 
por qué las cadenas son 
la fe de la humanidad? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario