martes, 5 de noviembre de 2013

No han podido

A Aura

No han podido, Aura, 
enterrar la infancia 
en tu delicado corazón; 
la inocencia de una niña 
aún revolotea en la jaula 
de tu pecho atormentado. 
El calor de los sueños 
se ha apagado en tu alma, 
tus días son nublados, 
la noche ha invadido tu aliento 
pero tu mariposa 
aún agita sus alas 
en un campo de amapolas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario