domingo, 17 de noviembre de 2013

Necesaria

Que la vida me quite 
la luz de mis ojos, 
el reposo del sueño, 
el honor o la cordura 
antes que la luz de tu presencia 
y el calor de tu afecto; 
que muera la paz 
de mi aliento solitario, 
que el horror de un frío abismo 
perturbe mis tristes entrañas 
antes que quedarme 
sin la dulzura de tus palabras 
y las estrellas de tu mirada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario