miércoles, 6 de noviembre de 2013

La flor hermosa

A Lluvia

Si una flor es tan hermosa 
que brilla más que la luz del día, 
si sus rizados pétalos 
enredan nuestros sentidos 
llevando al corazón 
la misma armonía con que se comban, 
si su color, su lozanía, su inocencia, 
espolean nuestra veleidad 
y encuentran un eco claro 
en nuestra hondura más profunda, 
¿la cortarían nuestros dedos 
para llevarla al hogar 
donde, en breve, se marchitaría 
ante nuestra mirada desilusionada? 
No tocaré esta flor, no es mi destino; 
ella es del rocío, 
del sol, de la lluvia, 
mi corazón solo ansía ser 
el poeta que la cante 
y el amigo que la acompañe 
cada sereno atardecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario