jueves, 7 de noviembre de 2013

La amiga serena

A Lluvia

Tu alma abarca 
brisas de primavera, 
olor de flores en el campo, 
amaneceres serenos, 
que llenan el horizonte 
de inocente rubor; 
tu alma abarca 
el azul del mar, 
la soledad de sus olas, 
su realidad consumada; 
tu alma es apacible y clara, 
franca y definida, 
es un atardecer de otoño, 
una rosa llena de sol, 
una espiga madura de trigo, 
un remanso de sencillez 
en la tempestad mundana. 
Te doy aposento definitivo 
en mi cálido corazón, 
la inmensa dicha de ofrendar mi afecto 
a un espíritu afín 
colma mi pecho de esperanza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario