sábado, 9 de noviembre de 2013

Hermosa

Tus labios son 
aurora de primavera, 
tus ojos, 
ríos de estrellas, 
tu nariz, flecha de amor 
que hiere mi pecho, 
tus mejillas, campos 
de amapolas y margaritas, 
tu pelo, el manto de oscuridad 
de una noche de verano, 
tus brazos, torrentes 
de agua cristalina, tus manos, 
espigas de trigo maduro. 
Tu entero cuerpo es 
el rayo de luz de un ángel, 
blanquísimo, puro, 
inocente, delicado. 
Te amo 
con el ardor de un incendio, 
con la candidez de una mariposa, 
con la confianza de una nube 
cargada de lluvia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario