sábado, 2 de noviembre de 2013

Fatigas

Abarcas las fatigas agrias 
del enemigo más cruel; 
tu ausencia te vuelve
un pozo de desasosiego 
que mi caviloso corazón
no termina de consumir. 
¡Qué placer desbordante, tenerte a mi lado 
y qué desesperante inquietud, 
aguardar tu regreso! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario