domingo, 24 de noviembre de 2013

Cimas del Paraíso. VI

Calla, amor mío, 
callemos, 
las palabras ahondan 
nuestra desesperante soledad, 
escuchemos solo 
la llaga de nuestro pecho 
mientras nos escalamos 
con nuestras bocas ávidas 
y nuestros cuerpos pugnan 
por mezclarse y confundirse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario