viernes, 11 de octubre de 2013

Sin límite

No ardemos 
en las llamas fulminantes del capricho; 
nuestro afecto 
no tiene límite ni condición, 
colma nuestros corazones 
cada hora de nuestras vidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario