miércoles, 30 de octubre de 2013

Regreso

Los árboles más nobles han de brotar 
de la humilde tierra, 
de lo más pequeño y sencillo nace 
la seducción de la esperanza; 
en lo más hondo de mi dolor, 
ríos de luz anegan mi corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario