martes, 22 de octubre de 2013

No soy nada

Honda llaga me atormenta 
con puñales de dolor 
enterrados en la entraña, 
como volcanes de ardor: 
no soy digno y suficiente, 
no es bastante mi valor. 
Aunque mi frente lo niega 
lo siente mi corazón, 
solo soy un miserable, 
un espíritu inferior; 
aun en la cima más alta 
y con el más noble honor, 
me sentiría pequeño, 
el ser humano peor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario