viernes, 4 de octubre de 2013

Misterio

En tus ojos, hay 
vastedades ignotas, 
misterios inabarcables, 
universos tan arcanos 
como si vinieras de una estrella. 
En tus ojos, naufraga 
mi corazón perplejo 
sin despejar su enigma, 
anegándose en la miel 
en una tempestad de dulzor. 
En tus ojos, amiga, 
asoman sueños que he soñado, 
tierras extrañas 
que mi imaginación vislumbra, 
alucinaciones de un ángel. 
En tus ojos, está 
la meta de mi aliento, 
la agonía y el ansia de mis entrañas 
sedientas de tu incógnita, 
fascinadas por lo desconocido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario