sábado, 26 de octubre de 2013

Mi camino

Dejo a otras almas 
más obcecadas y crueles 
el oscuro culto 
a lo que ven los sentidos 
y profanan las palabras. 
Mi corazón me va empujando 
hacia las ilusiones que el viento levanta; 
quiero alcanzar la cima 
de la esperanza, 
refugiarme en el resplandor que envuelve 
a las luces de la noche; 
la hondura de mi pecho solo anhela 
sueños, amor e infancia 
porque no hay realidad más allá. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario