lunes, 7 de octubre de 2013

Me quieres

Ansías mi bien 
desde tu cálido corazón 
porque me amas sin indolencia, 
con la luz de la bondad, 
que guía todos tus pasos 
y alumbra tu espíritu armonioso. 
No me abandonas nunca 
ni me niegas tu miel, 
no traes el desolador frío 
que habita las calles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario