jueves, 31 de octubre de 2013

Mañana será noviembre

Mañana ya será noviembre, 
la oscuridad y el frío 
se hacen dueños de los días, 
como si fuera a morir el mundo, 
y el alma siente 
la desazón amarga 
de todo lo que falta por hacer. 
Si ahora mismo 
me abandonara el aliento, 
¡qué triste habría sido mi vida, 
sin haberte abarcado nunca 
con la mirada 
cogiéndote de las manos, 
sin haber besado tu dulce rostro 
ni sentir el peso de tus miembros! 
Sesgaría a la eternidad mis ojos 
sin escucharte antes un te quiero
sin contemplar tu sonrisa, 
repleta de mariposas y estrellas. 
Es solo tu ausencia lo que despoja 
las ramas de los árboles, 
lo que debilita los rayos del sol, 
lo que trae al mundo 
sombra y desolación, 
noviembre es solo tu ausencia, 
noviembre es solo la fatalidad 
de tu ingrata lejanía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario