lunes, 7 de octubre de 2013

Ira

Mi pecho es manso y se inclina 
ante los corazones niños 
pero se llena de sombra 
ante la boca que aherroja 
y la mano que desalienta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario