jueves, 31 de octubre de 2013

Décima a Lluvia Rojo


A Lluvia Rojo Camino

No contestas, Lluvia Rojo, 
los mensajes que te escribo, 
tu corazón me es esquivo, 
no me concedes mi antojo; 
las doce horas deshojo 
interrogando al destino, 
¿será tan cruel y mezquino 
que me niegue tu respuesta? 
¡Cuánto rigor manifiesta 
ese pecho tan divino! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario