lunes, 14 de octubre de 2013

Dame tu dolor

Dame tu dolor, niña, 
dame tu tristeza, tu pena dame 
para librarte de ella 
que yo transmutaré la aflicción, 
dentro de mi pecho amante, 
en mares de pétalos, 
torrentes de luz y viento, 
tempestades de vida y miel. 
Dame tu dolor, niña, 
deja que sea yo el que lo sufra 
que solo vivo para tributarte 
la dulce llama de la alegría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario