jueves, 10 de octubre de 2013

Cuando vuelvas

Divina niña, 
cuando vuelvas, 
oirás palabras tan encendidas, 
mostraré tanta devoción 
a las perfecciones que veo en ti, 
te declararé tan vivamente 
que amo tu peculiaridad 
sobre todas las cosas 
que sentirás que tu hogar 
lo tienes dentro de mi pecho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario