miércoles, 23 de octubre de 2013

Aunque me lo negaras

La raíz de mi felicidad 
es que soy dueño de tu corazón 
pero te entregaría mis entrañas 
aunque me lo negaras 
porque tu alma es tan hermosa 
como la luz de un ángel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario