martes, 22 de octubre de 2013

¡Aléjate de mi herida!

Espectro de mi vergüenza, 
que humillas mi pequeñez 
y el dolor de no ser nada 
espoleas en mi entraña, 
¡aléjate de mi herida! 
Puedo remontar el cielo, 
como un pájaro de luz, 
con el alma, abrir las flores 
y detener el ocaso, 
¡aléjate de mi herida! 
Ningún freno me sujeta, 
la esperanza da a mi pecho 
la fertilidad de un dios, 
tengo un incendio en el alma, 
¡aléjate de mi herida! 
Mi realidad son los sueños, 
soy huésped del infinito, 
no soy esclavo de nadie, 
mi corazón es de viento, 
¡aléjate de mi herida! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario