jueves, 19 de septiembre de 2013

Tu virtud

Eres leal a ti misma 
y tus pasos son firmes y claros 
como aladas de paloma; 
tu corazón está desnudo 
pues desciende de los ángeles 
y tu alma es sencilla y franca, 
limpia de la obcecación; 
tu virtud 
resplandece como el rayo 
y llevas la luz 
a los pechos que amas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario