martes, 24 de septiembre de 2013

Te necesito

¡Qué frágil me siento, 
qué débil e indefenso! 
¡Cuánto te necesito! 
Libérame del frío, 
arrópame en tu regazo. 
No sueltes mi mano, 
que busca el calor de la tuya. 
Conforta mi corazón 
con la piedad de tu mirada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario