miércoles, 18 de septiembre de 2013

Tan bella

¿Por qué eres tan bella, muchacha? 
¿Se rompieron los muros de la Gloria 
y se derramaron por tierra 
las raíces de la dicha 
y de ellas naciste tú? 
¿Los placeres del Paraíso, 
cuando Uriel lo clausuró, 
emigraron a la estrella 
que marcaba tu destino? 
¿Quiso Dios crearte ángel 
pero te hizo tan hermosa 
que temió que sus santas cortes 
te prefirieran a él? 
¿Eres la hija 
de la reina de las hadas 
y ocupaste la cuna de un niño 
para escapar de las asechanzas 
de un malvado usurpador? 
¿O el espíritu de la primavera, 
hizo posada en tu casa 
cuando ibas a nacer 
antes de extender por el mundo 
el verdor y las flores, 
la esperanza y el amor, 
la vida y la felicidad? 
No sé por qué eres tan bella, 
por qué tu rostro es miel pura 
y clara luz, tu figura, 
solo diré que mi amor 
no tiene término humano 
pues te quiero más allá 
de la razón de los hombres. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario