lunes, 30 de septiembre de 2013

Sincera

Puedo contemplar tu corazón 
cuando estás conmigo; 
no ocultas tu rostro 
tras una máscara de perfección, 
fatua y vehemente, 
como acostumbran las almas 
que han de encubrir la traición. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario