sábado, 7 de septiembre de 2013

Promesa

Porque el sol no es tan poderoso, 
ni los huracanes demuestran tanta pasión, 
ni es tan dulce la miel, 
ni tan seductora la primavera, 
ni alberga la Tierra tanta belleza 
como el amor que me haces sentir, 
porque el universo entero morirá 
antes de que el alma de este afecto 
comience a desvanecerse, 
porque no hay nada más sagrado 
en este ni en otro mundo 
que la llama que arde en nuestros pechos, 
porque no hay otra luz 
que alumbre mis entrañas 
más que la de tu bendita alma 
ni otra fe que empuje mi corazón 
más que la que profeso a tu divinidad, 
amada niña, yo te juro 
que jamás dejaré de honrarte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario