domingo, 29 de septiembre de 2013

Por ti

Sin descanso va fluyendo 
día tras día 
un Amazonas de versos 
que claman ante tu pecho 
anhelantes de tu amor, 
un océano de palabras 
ha manado ya de mi boca 
pidiéndote que me quieras, 
te muestro la devoción 
más profunda y ardorosa, 
te prometo lealtad 
entregándote mi vida, 
exalto tus perfecciones 
con emocionado afán 
y solícito te proveo 
de cuanto creo que ansías, 
poco me falta por darte, 
hasta mi alma te ofrendo, 
hasta mi aliento, mi sangre, 
mi ser, mi entraña más honda, 
pues muero porque me ames 
y, sin embargo, qué poco 
tienes tú que hacer por mí 
para llenarme de luz: 
regalarme, cuando llegas, 
tu saludo más sencillo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario