sábado, 28 de septiembre de 2013

No puedo acusarte

No puedo acusarte de mezquindad 
porque, con humildad, me has dado 
lo más bello que tenías. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario