domingo, 15 de septiembre de 2013

Bondad

No tengo una bondad 
que tolere el menosprecio 
o, sumisa, 
obedezca a la voz de un dueño; 
mi bondad es orgullosa y libre 
y sigue la senda dichosa 
que le va abriendo mi corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario