martes, 17 de septiembre de 2013

La sombra

Sombra que me oprimes 
y detienes mis pasos, 
que asfixias mi alma 
y atormentas mi corazón, 
con arrojo, debería 
arrebatarte tu poder 
y, sin embargo, no puedo 
porque el arma de la culpa 
te hace invencible. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario