domingo, 8 de septiembre de 2013

La luz de tu cara

Tanta luz hay en tu rostro, 
tan resplandeciente eres, 
dulce niña mía, 
que tus rayos traspasan mi pecho 
y me abrasan el corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario