martes, 24 de septiembre de 2013

La felicidad es azul

La felicidad es azul, 
como el dolor de morir, 
como el frío de la calle, 
como el lamento que arranca, 
al alma, la soledad, 
como un corazón vacío, 
como un beso en el que se entrega 
lo más hondo de las entrañas, 
como el hombre desnudo, 
como el desencanto, 
como esas batallas terribles 
que no tienen vencedor. 
La felicidad es azul, 
como un anhelo imposible, 
como la bruma de un sueño, 
como una débil mariposa 
aleteando en el abismo, 
como el brillo de tus ojos, 
como el rizo de tus labios, 
como esa brisa de miel 
que te trae cada vez hasta mí. 
La felicidad es azul, 
nos hiere con el deseo 
y se exilia de nuestras manos 
cuando intentan asir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario