jueves, 26 de septiembre de 2013

Fundamento

No quiero pasar la vida 
engañado por un sueño 
y, dormidos mis sentidos, 
burlados por el deseo, 
amanecer a la muerte 
como al más frío desierto. 
No quiero turbias quimeras 
seduciéndome el aliento 
que me roben la verdad 
y me dejen solo viento. 
Las cosas son humo solo, 
no quieren tener un dueño, 
nuestras manos las agarran 
pero nos las quita el tiempo. 
Solo es real el amor, 
solo el afecto más tierno; 
solo nuestros sentimientos, 
firmes, sólidos, eternos, 
nos hacen seres del mundo; 
no tenemos otro puerto 
para nuestro amargo errar 
que el que nos procura un pecho 
que quiere acogernos dócil 
y atraparnos en su cerco. 
No quiero sombras fugaces 
mi alegría sosteniendo, 
mi felicidad no debe 
carecer de fundamento; 
yo sé que me quieres mucho, 
tanto como yo te quiero, 
sé que tu corazón dulce 
me recibe todo entero; 
no es ilusión sin sustancia 
la razón de mi contento 
soy dueño del paraíso, 
soy tu amante compañero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario