sábado, 14 de septiembre de 2013

En tus orillas

En tus orillas, mi aliento se sosiega 
satisfecho de sí, 
asombrado de tu afecto. 
¡Qué ligero está mi pecho 
cuando te acercas, 
desembarazado de esa sombra hostil 
en la que nunca hallo el perdón! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario