martes, 3 de septiembre de 2013

El desgarro

Tú y yo nacimos 
con la misma alma; 
como un desgarro en mi cuerpo 
son las horas de tu ausencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario