viernes, 20 de septiembre de 2013

Avísame

Cuando mi devoción infinita, 
mi constante atención, 
mi ternura y entrega 
te resulten fastidiosas, 
por favor, avísame, dulce niñita, 
y dejaré de mimarte, 
y te trataré con frialdad 
para que puedas seguir a mi lado 
y es que ayer me confesaba una mujer 
que no le gustaba el amor 
y yo temo que eso sea 
epidemia contagiosa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario