lunes, 26 de agosto de 2013

Un corazón que ama

No somos dueños 
más que del aire, 
todo escapa de nuestras manos, 
el tiempo se escurre 
entre nuestros dedos, 
la suerte cambia 
en la hoguera de los días. 
Pero un corazón que arde 
en la llama del amor 
arrastra hasta su regazo 
todo el vasto universo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario