martes, 6 de agosto de 2013

Solo tú

No hay soledad más desoladora 
que la del exilio de sí mismo; 
tu pecho sencillo es mi patria, 
solo tú me dejas ser, 
solo en tu regazo, se extinguen 
las sombras de mis adentros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario