jueves, 29 de agosto de 2013

Mi alma se rompe

Buscan mis versos 
perfecciones y bellezas 
que los hombres perciban 
con su mundo de palabras; 
ofrendo a mis semejantes, 
investido de poeta, 
lo que de mí se espera 
porque la virtud me une 
al seno de la humanidad 
y es el camino que aumenta 
mi orgullo de ser. 
Es menester mundano 
escribir poemas, 
vanidad sin vanagloria, 
oficio que dignifica, 
espejo de la inteligencia. 
Pero mi alma se rompe de amor, 
te quiero con lo más profundo 
de mi aliento conmovido, 
ansío entregarte 
este afecto que me mata, 
dártelo cada minuto del día, 
despojado de mí, 
limpio de orgullo, 
con la humildad de la verdad más pura, 
desnudo mi corazón y anhelante. 
Mis poemas se visten para los otros 
pero arrancan de mi pecho lacerado, 
no son atracción de curiosos 
sino la viva sangre que brota 
de una herida mortal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario