sábado, 17 de agosto de 2013

Los nervios rotos

Tengo los nervios rotos, niña, 
porque hace dos días que no te veo 
pero tengo que estar contento 
porque, cuando llegues otra vez, me traerás 
lo que tal vez no consiguiera en dos mil vidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario