lunes, 26 de agosto de 2013

La felicidad

En mis manos, no hay 
más que aire y esperanza, 
el sueño que cifró este día 
se me escapa y se aleja 
con alas de mariposa 
pero mi corazón rebosa 
de ardiente felicidad 
pues lo rocé con los dedos 
y la emoción aún me palpita 
como la luz de una estrella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario