viernes, 2 de agosto de 2013

El alma

Poco me importa a mí 
el desprecio que del alma sienten  
los científicos petulantes 
y sus vanas afirmaciones 
de condescendiente pesimismo 
pues el corazón de un hombre 
es insondable y único, 
realidad inefable 
que escapa a todo escrutinio 
excepto al del amor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario