domingo, 18 de agosto de 2013

Dulce

Eres tan dulce, amada niña, 
como una mañana de primavera 
caminando entre flores 
por los senderos del campo 
con el aire y la tierra 
desbordando de vida 
y el corazón henchido 
de salud y esperanza. 
Eres tan dulce, niña, 
que traes el amanecer en tu regazo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario